El baile de los girasoles

Laura Carrillo Palacios

FELIZ MAÑANA DE LUNES

En mi corazón repica
un sueño
y las gafas del olvido
emborronan
mi destino ceniciento.

Amanece,
con el vómito en la acera
picado por palomas
sin escrúpulos.

El fango fornica
con los coches,
el humo dibuja
las siluetas
de los transeúntes sin vida.

Una estela de esputos
ensucia mis zapatos
y la rutina muerde
con dientes de jaguar.

Pero en mi corazón
repica un sueño.

______________________________________________________________________________________________

LA ISLA DE LOS SUEÑOS

Alguien volverá a la isla de los sueños
y no seré yo.

Aunque quizás lo parezca cuando os silencien
los cantos de cigarra de Cales Coves
y os plantéis ajos en la piel tostada
por el mismo sol que nos inundó en el Fin del Mundo.

Quizás se ría parecido
mientras surcáis las entrañas de la luna de rocas
o mientras exploráis los senderos que conducen a Llucalari
o mientras esquiváis unas cuantas medusas
en el mar de las plataformas.

Quizás te mire con tanto amor
que parezca salírsele del pecho.

Más no, no seré yo.

Será una versión más libre y enamorada
de este yo que vuela a un Madrid
de ruidos y esperanzas.

______________________________________________________________________________________________

DEBOD BAJO EL SOL DE JUNIO

Nunca creí que Madrid pudiera ser amada
por las almas frágiles que buscamos
un pedazo de calor y desgarramos
los mensajes pueriles
con los que calles y plazas son día a día profanadas.

Pero el amor estalla detrás de cada esquina,
en cada mirada que recojo los lunes deshechos
cuando la vida cuesta un poquito más
de la cuenta.

Me enamoro de esos fuegos
que pululan en los bares,
de las guitarras que arrojan
una nota de luz sobre las bocas tristes.

Parece que la muerte aquí no existe,
y que un coro eterno interpreta la melodía
de ruido y fiereza que nos sepulta
sin que lo advirtamos.

Del cielo caen chorros calientes
y las sombras lánguidas de los árboles
se arquean y maceran su fragancia
de tierra y de sal.

Muchos pasean y pocos contemplan
el agua que nos crea,
las curvas pestañas que vibran
en el centro de esta nada que nos infunde
la falsa ilusión de ser algo.

El tiempo se detiene en Debod.
Los jóvenes invocan a la vida
entre bocanadas de tabaco rancio,
tragos espumosos
y canciones mal entonadas.

Hablan de los sueños perdidos,
se aferran a la juventud que se les escapa,
temen recordar en lugar de ser recuerdo.

No saben que el tiempo no es lineal.
Que no avanza hacia la muerte,
sino que esta es aquí y ahora,
más cierta que cualquiera de los besos
lanzados a los personajes esculpidos por nuestra mente.

Más cierta que el traqueteo de los cuerpos tambaleantes,
más que la firme proclamación
de ser porque se respira

este aire contaminado.

______________________________________________________________________________________________

SÁBADOS DE BARRIO

La luna está acuosa en el fondo del cielo
y las guitarras vuelan en los jardines de cemento
de un Lavapiés pintado
de ganas de comernos el mundo.

Me cuelgo de unas cuantas sonrisas
estirando la mía más allá
de lo que este sábado quisiera,
naufrago en este mar de hipocresías
vomitando cerveza y mentiras,
disfrutando del juego de ser
quien no se es
como premisa primera
para ser parte de un algo.

Hay veces que me perdería con cualquiera
que arrojara una pizca de interés
sobre este vacío que me inunda.

Otras solo extraño el amor
y repudio todas las formas
de mancillarlo,
ahogarlo,
prostituirlo.

Casi todas las veces
me quedo orbitando
en una nada sin nadie
donde no elijo ser
ni me eligen para ser
quien soy aquí y ahora.

______________________________________________________________________________________________

RETENCIÓN DE LATIDOS

Retienes agua en tus piernas,
moho en la despensa
y dolor en las raíces
de tu espalda.

Almacenas ajos en la terraza,
líquido en tus carnes
y una vertiente
de fósforo quemado
en la séptima vértebra
de las dudas.

Sientes apego
por el desapego
y no te marchas nunca,
aunque siempre te estás yendo.

Bajo tu piel de almendruco,
hay más que azufre y bilis negra,
un estómago con ojos
y una vejiga seca
como una uva
marchita de voluntad.

Un mar de sándalo
por tus huesos se derrama
y el viento lo recoge
para ofrecérselo a tus labios.

Sientes desapego
por el apego
y no permaneces nunca,
aunque siempre estés aquí.

EL BAILE DE LOS GIRASOLES

Este libro está escrito en ese momento de la vida en el que cualquier decisión nos marca para siempre y nos define, ese momento en el que puedes decidir por ti mismo pero aún no terminas de tener muy claro lo que eres y lo que quieres ser. Aunque su autora intenta encontrarle un sentido a la vida expresando sus dudas y certezas, El baile de los girasoles es sobre todo un libro emocional. En él se dan cita el dolor, la tristeza, la ilusión, el deseo y una amplia gama de sentimientos entre los que sobresale una concepción del amor que trasciende las relaciones humanas y acaba dando sentido a la existencia. Madrid aparece en estos poemas como el punto de partida de muchos sueños y esperanzas, pero Laura Carrillo, mujer valiente y viajera, nos ofrece un itinerario por todos los lugares del mundo que la han marcado. El enfrentamiento entre sus sueños y una realidad triste y decepcionante es otro de los hilos conductores del libro. La autora resolverá el conflicto con una actitud vitalista y un posicionamiento combativo contra las discriminaciones, las injusticias y los desatinos de los seres humanos.

LAURA CARRILLO PALACIOS

Laura Carrillo Palacios nació bajo el sol del frío invierno de Burgos en 1993. Es psicóloga y está especializada en género y migraciones. Ha publicado varias investigaciones sobre trata de seres humanos, con especial atención a las mujeres, y personas refugiadas LGTBI.  Es una viajera incansable y ama la escritura desde que descubrió que las palabras sirven para derribar fronteras y construir mundos donde los dolores del alma convergen, fluyen y sanan. Ha vivido en Bélgica, Bulgaria y Mauritania, donde ha aunado la psicología con la cooperación internacional.  Actualmente, vive enamorada de las luces de Madrid. Su pasión por la poesía queda patente con la publicación de El baile de los girasoles, su debut literario.

El baile de los girasoles

Laura Carrillo Palacios

Ilustraciones: Marina Cores Fernández

Prólogos: Hipólito García Fernández, Bolo, e Inés de la Iglesia Pérez

ISBN: 978-84-946132-7-2

132 páginas

11,95 €

Puntos de venta

 Ya a la venta

© Laura Carrillo Palacios
© Gato Encerrado 2020