“La cara de un candidato político en un cartel callejero”, de Charles Bukowski

ahí está él
sin demasiadas resacas
sin demasiadas peleas con las mujeres

sin demasiadas ruedas pinchadas
nunca un pensamiento de suicidio

no más de tres dolores de muela
nunca le faltó la comida
nunca en la cárcel
nunca enamorado

siete pares de zapatos

un hijo en la universidad

un coche nuevo

pólizas de seguros

un jardín muy verde

el cubo de basura con la tapa ajustada

será elegido

 

Charles Bukowski
El infierno es un lugar solitario
Editorial Txalaparta

“aire y luz y tiempo y espacio”, de Charles Bukowski

«sabes, yo tenía una familia, un trabajo, algo
siempre estaba
en el medio
pero ahora
he vendido mi casa, he encontrado este
lugar, un estudio amplio, deberías ver el espacio y
la luz.
por primera vez en mi vida voy a tener el lugar
y el tiempo para
crear».

no, nene, si vas a crear
vas a crear trabajando
16 horas al día en una mina de carbón
o
vas a crear en una habitación con tres chicos
mientras estás
desocupado,
vas a crear aunque te falte parte de tu mente y de
tu cuerpo,
vas a crear ciego
mutilado
loco,
vas a crear con un gato trepando por tu
espalda mientras
la ciudad entera tiembla, con terremotos, bombardeos,
inundaciones y fuego.
nene, aire y luz y tiempo y espacio
no tienen nada que ver con esto
y no crean nada
excepto quizá una vida más larga para encontrar
nuevas excusas.

 

Charles Bukowski
El infierno es un lugar solitario
Editorial Txalaparta

“Tener la gripe y nada más que hacer”, de Charles Bukowski

leí un libro sobre John Dos Passos y según
el libro John, antaño comunista radical,
acabó en las colinas de Hollywood viviendo de sus inversiones
y leyendo el
Wall Street Journal.

por lo visto ocurre demasiado a menudo.

lo que apenas ocurre nunca es
que un hombre pase de ser conservador de joven a convertirse
en un radical de la hostia de viejo.

sea como sea:
los jóvenes conservadores siempre se convierten en viejos
conservadores.
es una suerte de sellado mental al vapor de por vida.

pero cuando un joven radical acaba siendo un
viejo radical
los críticos y
los conservadores
lo tratan como si se hubiera escapado del
psiquiátrico.

así va nuestra política y te la puedes quedar
enterita.

quédatela.

métetela por el
culo.

Charles Bukowski
La noche desquiciada de pasos
Visor