“Fotómana”, de Paloma Camacho Arístegui

Una planta
a la que el sol hace mucho tiempo
que no besa.

No como, no bebo, no
puedo moverme
ni hablar puedo
pues este dolor me barre hasta la voz.

Una planta seca, vacía de vida
casi perdida.

Tan sólo una lágrima
muda como un grito en una pecera
denota que no estoy
del todo muerta.

Paloma Camacho Arístegui
Cartografía de un abandono
Editorial Gato Encerrado

Cartografía de un abandono se presentará en el espacio sociocultural Urbana 6 de Toledo el viernes 23 de febrero a las 20 horas.

“Every month”, de Andrea Gibson

Every month, when I get my period
I breathe a sigh of relief and thank God I’m not pregnant
‘cause you never know when Jesus is comin’ back
and you never know who God’s gonna choose to be the next Virgin Mary.
And can you imagine anything more scary
than staring down between your legs
And seein’ the little glowin’ head of baby Jesus?
Holy shit, no, thank you.
I mean, what kind a bumper sticker would you get?
Your son’s an honour student?
Yeah, well my son walks on water and heals lepers, motherfuckers.
Think of the pressure.
Personally, I’d prefer to give birth to Lucifer.
A fixer-upper.
The kind a kid that’ll sit at the Last Supper
and complain that Judas got more mashed potatoes.
‘Cause God knows
the Holy have done more damage to this world
than the Devil ever could.

“Cada mes”

Cada mes, cuando me viene la regla
suspiro de alivio y doy gracias a Dios por no estar embarazada
porque nunca sabes cuándo va a volver Jesús
y nunca sabes a quién va a elegir Dios para ser la próxima Virgen María.
¿Y te puedes imaginar algo que dé más miedo
que mirar hacia abajo entre tus piernas
y ver la pequeña y brillante cabeza del niño Jesús?
Joder, no, gracias.
Es decir, ¿qué tipo de pegatina pondrías en el coche?
¿Tu hijo es un estudiante de matrícula?
Sí, bueno, mi hijo anda sobre el agua y cura a los leprosos, gilipollas.
Piensa en la presión.
Personalmente yo preferiría dar a luz a Lucifer.
Un diamante en bruto.
El tipo de crío que se sentaría en la Última Cena
y se quejaría porque a Judas le ha tocado más puré de patatas.
Porque Dios sabe que
lo sagrado ha hecho más daño en este mundo
de lo que el Diablo podría llegar nunca a hacer.

 

Andrea Gibson
Traducción de Nines B. Rodríguez
Pole Dancing to GospelHymns
Write Bloody Publishing

“Tampoco hoy”, de Paloma Camacho Arístegui

El refugio era esto:
dormir en el suelo
pero tapado

el agua sucia
las sobras
fracturas mal curadas
suelo para tres
aunque duerman ocho

tan cerca la playa
y tan extraña la arena
confuso y desesperanzador
como dar cabezazos contra la pared
y que la descascarillada sea tu frente

la tierra concede el llanto
se avecina tormenta

el refugio era esto:
dormir tapado
pero no seco.

 

Paloma Camacho Arístegui
Cartografía de un abandono
Editorial Gato Encerrado

Cartografía de un abandono se presentará en el Aleatorio de Madrid el 15 de febrero a las 21 horas.
Y en Toledo, en Urbana 6 el 23 de febrero a las 20 horas.

“Miedo al ruido”, de Paloma Camacho Arístegui

Un trueno estalla en el cielo
su rugido embiste los oídos
de quien no olvida el eco de las bombas.

Las mujeres se tiran al suelo
cubren, asustadas, las cabezas de sus hijos
la lluvia deforma el paisaje
convirtiendo esta aldea
en un campo de círculos mal dibujados.

En tierra de azufre y sal
no crece la hierba.

La vida se detiene:

no existe techo ni piel para tanto miedo.

Paloma Camacho Arístegui
Cartografía de un abandono
Editorial Gato Encerrado

Hace un año, “Miedo al ruido” inspiró un proyecto social al que llamaron de la misma manera y que se concretó en un vídeo musical realizado sin ánimo de lucro y sin ninguna relación con entidades políticas, religiosas o empresariales. Su objetivo: denunciar la verdadera situación que sufren millones de personas debido a la inhumana gestión de Europa. Las imágenes son de Patxi Beltz, cooperante de Médicos Sin Fronteras, y la canción que las acompaña está interpretada por Titxu Vélez y Nacho Aldeguer. Fue compuesta por Adriá Navarro y producida por Jon Barrena. Todo el montaje es de Patty de Frutos. Durante el mismo también pueden escucharse versos recitados de Carlos Salem, Ana Pérez Cañamares, Gsús Bonilla, Silvi Orión y Escandar Algeet.

Cartografía de un abandono se presentará en el Aleatorio de Madrid el 15 de febrero a las 21 horas.
Y en Toledo, en Urbana 6 el 23 de febrero a las 20 horas.

“Nimbos, estratos”, de Paloma Camacho Arístegui

No finjas un día nublado

queremos que llueva, sí

pero no lágrimas artificiales

sino arroz salvaje.

 

No finjas un día nublado

si no has visto las tiendas inundadas

si no has sentido el silencio

del desayuno ausente.

 

En este campo sin sombra

en este cementerio de magma

asfixiados por el sol dominante

huimos de las nubes

por miedo al desborde.

 

Paloma Camacho Arístegui
Cartografía de un abandono
Editorial Gato Encerrado

Cartografía de un abandono se presentará en el Aleatorio de Madrid el 15 de febrero, jueves, a las 21 horas.
Y en Toledo, el 23 de febrero, viernes, en Urbana 6 a las 20 horas.

“El Anti-Lázaro”, de Nicanor Parra

Muerto no te levantes de la tumba

qué ganarías con resucitar

una hazaña

y después

la rutina de siempre

no te conviene viejo no te conviene

 

el orgullo la sangre la avaricia

la tiranía del deseo venéreo

los dolores que causa la mujer

 

el enigma del tiempo

las arbitrariedades del espacio

 

recapacita muerto recapacita

que no recuerdas cómo era la cosa?

a la menor dificultad explotabas

en improperios a diestra y siniestra

 

todo te molestaba

no resistías ya

ni la presencia de tu propia sombra

 

mala memoria viejo ¡mala memoria!

tu corazón era un montón de escombros

−estoy citando tus propios escritos−

y de tu alma no quedaba nada

 

a qué volver entonces al infierno del Dante

¿para que se repita la comedia?

qué divina comedia ni qué 8/4

voladores de luces-espejismos

cebo para cazar lauchas golosas

ese sí que sería disparate

 

eres feliz cadáver eres feliz

en tu sepulcro no te falta nada

ríete de los peces de colores

 

aló – aló me estás escuchando?

 

quién no va a preferir

el amor a la tierra

a las caricias de una lóbrega prostituta

nadie que esté en sus 5 sentidos

salvo que tenga pacto con el diablo

 

sigue durmiendo hombre sigue durmiendo

sin los aguijonazos de la duda

amo y señor de tu propio ataúd

en la quietud de la noche perfecta

libre de pelo y paja

como si nunca hubieras estado despierto

 

no resucites por ningún motivo

no tienes para qué ponerte nervioso

como dijo el poeta

tienes toda la muerte por delante

 

Nicanor Parra
Hojas de Parra

“La nada”, de Carlos Ávila

Yo quiero abrirte una ventana,
escuchar los pájaros que cantan en tu fondo,
contemplar la luz más allá de tus pulmones.

Quiero abrir ventanas
como se descorcha un vino,
como se libera a un preso,
como se descongestiona el tráfico.

Ventanas como portales de una casa antigua,
ventanas como universos,
ventanas como miedos.

Un espacio infinito por el que atravesarse,
un espejo nudista en el que reflejarnos.

Ventanas que anuncien
la verdad de las cosas,
que no hay nada, que allá no hay nada,
que un abrazo y un whisky
superan el raciocinio.

 

Carlos Ávila
No todas las cabras están locas
Ediciones Endymion