“Empuja”, de Elena Román

Cuando yo no era nadie
no me miraban –lo típico–,
no me miraban y sin embargo me veían
porque en mis paseos siempre
me empujaban.
Cuando no era nadie
los sentidos y las galernas eran de verdad.
Venga, sé alguien –me decía yo misma a mí misma
cuando la fiebre me nublaba el flequillo,
y tenía que pasarme el peine por las décimas
para poder incorporarme.
Ser alguien es dormir con pistolas
así que me he esforzado mucho
por no ser nadie ni alguien,
por ser algo
que se mira y sin embargo no se ve
y a veces
empuja.

 

Elena Román
Pan con pan
Ediciones de La Isla de Siltolá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s