“Que todo pase rápido…”, de Óscar Aguado

Que todo pase rápido
que todo se vaya al carajo
que ame mucho
y así al fin el amor se acabe
que me rompan los huesos
ya que mi corazón contra todo pronóstico
consigue resistir la acometida
que pasen todas las risas
que sean cortas y rápidas
como una cuchilla cortando una oreja
que la pena me encoja de hombros
como el viento a un árbol sin frutos
que pase todo rápido
que mi amor desista y que ella nunca más se deje llevar por mi locura
que no compren más juguetes a un niño enfermo
que la noche no me tiente con su lluvia
en el cristal
en la sedosa inercia de un vestido corto
que todo pase rápido que no me dé tiempo
a imaginar sus ojos abierto su boca abierta
sus ojos y sus labios húmedos
que alguien silencie el taconeo del amor
que no haya dudas y sea tan pura mi tristeza
como el vaso que se rompe
como esos cristales por los que lloraba de niño
que la cerilla queme la yema de mis dedos
y se apague su llama de una vez.

 

Óscar Aguado
La habitación del extranjero
Amargord Ediciones

Con la editorial Gato Encerrado, Óscar Aguado ha publicado El falso llano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s