“IV – Cajones de baño”, de Ana Patricia Moya

La sangre rompe cada veintiocho días

con la precisión de un reloj

entre retortijones y compresas de noche

 

mi vientre jamás engendrará

sobrinos para mis hermanas,

nietos para mis padres

 

-somos conscientes de que, con mi generación,

se extinguirán los apellidos-

 

de mi vientre sólo nacen poemas estériles

 

los hijos de la rabia que lloran

por esta madre que no sabe cuidar

de sí misma.

 

Ana Patricia Moya
La casa rota
Versátiles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s