“Destrucción de algunos tópicos sobre la sensibilización”, de Elena Román

Para separarnos de nuestras ocupaciones,
despegarnos de nuestras máquinas,
descentrarnos de nosotros mismos,
no basta el llanto ni el hambre ajena,
el testimonio diario de las injusticias:
tan solo conmueve la tragedia cercana,
la vivida, el propio cataclismo.
La catástrofe es la única manera
de que todo siga su curso.

Elena Román
Novedades: Ayer. Posible antología 2008-2019
Ediciones Liliputienses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s