«emaciado por la demencia…», de Federico de Arce

emaciado por la demencia
recuerdo a mi abuelo desnudo
en el pasillo la sonda 
colgando del pene admonitoria
la mano derecha crispada en estigmas
parecía el imposible profeta
de gargallo decía no es mi nieto
ese no es mi nieto ese
es un espía nazi
gritaba a mi madre
yo regresaba de madrid
después de unos meses
ya no me conocía al poco
fue perdiendo el habla
vaciado por dentro se convirtió
en animales maullaba
barritaba graznaba bramaba
trisaba crotoraba voznaba
rebuznaba ululaba agamitaba 
trisaba gruía arruaba 
como un loro garría el dolor
exhausto balitaba como una oveja
crascitaba ladraba como un perro
quería comunicarse con nosotros
y no podía solo el dolor
transmitían aquellos sonidos
inarticulados se grabaron
para siempre en mi alma
en heridas donde el cuerpo duele
escaras solo y llagas 
era mi abuelo al morir un job
torturado por la demencia senil
de un dios sin habla


Federico de Arce
El guardián de la voz
Editorial Gato Encerrado

Colección ‘Entre las voces’

«A distinguir me paro las voces de los ecos,

y escucho solamente, entre las voces, una».

Antonio Machado

Inauguramos la colección Entre las voces reeditando en un solo volumen las dos obras en las que Jorge Riechmann se transforma en su alter ego Rengo Wrongo. El resultado final es W – Rengo Wrongo seguido de Historias del señor W., un libro capital dentro de la poesía de la conciencia crítica.

La intención de esta colección es recuperar algunas obras destacadas o publicar antologías personales de poetas con una trayectoria reconocida y consolidada.

Al frente de este nuevo proyecto está Federico de Arce, que en todo momento contará con el apoyo del consejo editorial de Gato Encerrado.

Todo poema calla al tiempo que dice algo. Somos hijos de la palabra, y al decir la palabra en nosotros nos humaniza.

Hija del silencio, la poesía aflora en los hombres y retorna a su abismo. Si somos, somos entre las voces. Entre las voces es una colección que atiende a ese misterio.

«Decir las verdades que el poder no dice…», de Jorge Riechmann

Decir

las verdades que el poder no dice

 

y luego aquellas

que los sin poder no quieren escuchar

 

y después esas otras

que tú mismo no quieres admitir

 

y luego preguntarte

si de verdad alguna de esas verdades

es verdad

Jorge Riechmann
W – Rengo Wrongo seguido de Historias del señor W.
Editorial Gato Encerrado

El 23 de marzo presentaremos en Madrid este libro.

Presentación de W-Tarjeta

«paraíso no hay memoria…», de Federico de Arce

paraíso no hay memoria

de que fuimos desterrados

y al ir a nombrar

lo que no existe

nos sentimos desnudos

nos escondimos

en la memoria

de que fuimos desterrados

no hay paraíso

paraíso no hay memoria

de que fuimos desterrados

y al ir a nombrar

lo que no existe

nos sentimos desnudos

nos escondimos

en la memoria

de que fuimos desterrados

no hay paraíso

Federico de Arce
El guardián de la voz
Editorial Gato Encerrado

«doman la bestia que llevamos dentro…», de Federico de Arce

doman a la bestia
que llevamos dentro
las reglas gramaticales
nos enseñan el miedo
de ser hombres fue antes
que la palabra de los vivos
la palabra de los muertos
en silencio de silencios
los libros se componen
al distanciarse la lengua
del habla en el animal
herida aparece la voz

Federico de Arce
El guardián de la voz
Editorial Gato Encerrado

El miércoles 20 de octubre presentaremos el libro en el Círculo de Arte de Toledo.

TarjetaPresentaciónElGuardián

«Retención de latidos», de Laura Carrillo Palacios

Retienes agua en tus piernas,
moho en la despensa
y dolor en las raíces
de tu espalda.

Almacenas ajos en la terraza,
líquido en tus carnes
y una vertiente
de fósforo quemado
en la séptima vértebra
de las dudas.

Sientes apego
por el desapego
y no te marchas nunca,
aunque siempre te estás yendo.

Bajo tu piel de almendruco,
hay más que azufre y bilis negra,
un estómago con ojos
y una vejiga seca
como una uva
marchita de voluntad.

Un mar de sándalo
por tus huesos se derrama
y el viento lo recoge
para ofrecérselo a tus labios.

Sientes desapego
por el apego
y no permaneces nunca,
aunque siempre estés aquí.

Laura Carrillo Palacios
El baile de los girasoles
Gato Encerrado